lunes, 11 de junio de 2012

TARTA DE QUESO CON BASE

Para empezar bien la semana, os traigo una receta de pastel de queso, freca, fácil y exquisita.
Tenía en el frigorífico una masa quebrada y decidí poner base a esta receta de tarta de queso.
Normalmente, las tartas de queso, suelen ir sin base o con una base de galletas y mantequilla. La primera opción es la que más utilizo, ya que la base de galletas y mantequilla, pocas veces no se desmorona cuando la tienes que servir.
Aprovechando lo que tenía, opté por poner con base la tarta, pero con una base que seguro no se desmorona, con pasta quebrada.
Tengo otra receta de tarta de queso, hace tiempo que la publiqué, una receta que triunfa por los pocos ingredientes necesarios para comer una excelente tarta.
La que os publico hoy, lleva 3 ingredientes más, probarla y me contáis.

Ingredientes:
1 plancha de masa quebrada o brisa, la mía del Lidl.
2 tarrinas de queso cremosao, tipo philadelphia.
3 yogures naturales.
3 huevos.
40 gr. de harina normal.
180 gr. de azúcar.
Para decorar, mermelada, la mía era de fresa, la que más os guste, melocotón, albaricoque, ...

Elaboración tradicional:

En un bol grande, ponemos todos los ingredientes, excepto la pasta brisa o quebrada y la mermelada , y con ayuda de un turmix, varillas eléctricas o cualquier robot de cocina, mezclamos hasta conseguir una mezcla fina, completamente líquida. Reservamos.

Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo.
En un molde para tarta de queso, a ser posible, no muy alto, lo forramos con la masa quebrada, sin quitar el papel que lleva incorporado estas masas, que nos servirá para desmoldarlo con facilidad una vez lo tengamos hecho. Lo que nos sobre de la masa por los bordes del molde, lo recortamos con un cuchillo.
Cuando tenemos el molde ya forrado, pinchamos con un tenedor la masa, solo 3 o 4 veces, suficiente.
Vertemos la mezcla de queso, yogures....encima de la masa y la llevamos al horno. A mitad de la cocción, podréis notar que los bordes de la masa, se van dorando y a la tarta aún le queda un buen rato. Podéis cortar unos trozos de papel de aluminio y cubrir los bordes, para que no se sigan quemando.
En mi horno, la tarta estaba en 40 minutos exactos. Hay un momento en que la masa sube mucho, se hincha entonces 5 minutos más, pinchamos con un palillo o cuchillo, y si sale limpio, sacamos del horno y dejamos que se enfríe. Si no sale limpio, dejamos 5 minutos más. El tiempo siempre es orientativo, según vuestro horno.
Cuando la tarta se enfría, baja totalmente, se deshincha.
Si queréis presentarla en otro molde que no sea el de la cocción, con ayuda del papel que hemos dejado debajo, cogemos la tarta por el papel, levantamos y la ponemos en el plato que queramos, rompemos el papel y con cuidado vamos empujándolo hacia los lados para quitarlo de debajo de la tarta. 
Decoramos con la mermelada que nos guste, calentándola un poco en el microondas, para que podamos extenderla mejor por encima de la tarta, con ayuda de una cuchara.


Elaboración thermomix:

Todos los ingredientes, menos la masa quebrada o brisa y la mermelada, al vaso, 25 seg, vel. 4-5. Reservar.

Precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo.
En un molde para tarta de queso, a ser posible, no muy alto, lo forramos con la masa quebrada, sin quitar el papel que lleva incorporado estas masas, que nos servirá para desmoldarlo con facilidad una vez lo tengamos hecho. Lo que nos sobre de la masa por los bordes del molde, lo recortamos con un cuchillo.
Cuando tenemos el molde ya forrado, pinchamos con un tenedor la masa, solo 3 o 4 veces, suficiente.
Vertemos la mezcla de queso, yogures....encima de la masa y la llevamos al horno. A mitad de la cocción, podréis notar que los bordes de la masa, se van dorando y a la tarta aún le queda un buen rato. Podéis cortar unos trozos de papel de aluminio y cubrir los bordes, para que no se sigan quemando.
En mi horno, la tarta estaba en 40 minutos exactos. Hay un momento en que la masa sube mucho, se hincha entonces 5 minutos más, pinchamos con un palillo o cuchillo, y si sale limpio, sacamos del horno y dejamos que se enfríe. Si no sale limpio, dejamos 5 minutos más. El tiempo siempre es orientativo, según vuestro horno.
Cuando la tarta se enfría, baja totalmente, se deshincha.
Si queréis presentarla en otro molde que no sea el de la cocción, con ayuda del papel que hemos dejado debajo, cogemos la tarta por el papel, levantamos y la ponemos en el plato que queramos, rompemos el papel y con cuidado vamos empujándolo hacia los lados para quitarlo de debajo de la tarta. 
Decoramos con la mermelada que nos guste, calentándola un poco en el microondas, para que podamos extenderla mejor por encima de la tarta, con ayuda de una cuchara.

Que os parece?. A los de mi casa, les ha parecido, bocatto  di cardinale !!!!!

Buen provecho !!

Fuente: La juani de ana Sevilla y propia.
 

2 comentarios:

  1. vaya pinta...se come con los ojos...me quedo en tu cocina. besitos

    ResponderEliminar
  2. He buscado en Google y me salió tu receta, esta buenísima, gracias por compartirla :)

    ResponderEliminar