jueves, 15 de diciembre de 2011

TRONCO DE NAVIDAD

El año pasado, en un blog de cocina, vi una receta de un brazo de gitano. Brazos o rollos dulces, nunca había hecho, si salados. Pensé que era un postre ideal, se hace el día anterior, se puede rellenar de mil variedades, y queda muy bien como colofón a una comida.
Este año, me he atrevido, con el brazo dulce por excelencia: EL TRONCO DE NAVIDAD.
Me ha parecido muy facil de elaborar, no tiene complicación, además tuve una maestra excepcional, Su de Webos Fritos, con su curso online, fantástico.
Solo requiere un mínimo de tiempo e ir haciendo los 3 pasos por separado. 

Ingredientes:
Para la plancha de bizcocho:
4 huevos  medianos.
100 gr. de azúcar.
120 gr. de harina.
Un pellizco de sal.

Para el relleno: 
500 ml. de nata para montar, como minimo ha de tener 35,1 % de materia grasa. Lo pone en el envase.
200 gr. de turrón blando.
50 gr. de azúcar.
3 hojas de gelatina neutra. La venden en el Mercadona, etc..

Para la cobertura:
200 gr. una tableta de chocolate para fundir.
50 gr. de mantequilla.
50 gr. de agua.


Elaboración:


Para no tener ninguna dificultad, lo explico en 3 pasos:


1º. LA PLANCHA DE BIZCOCHO
Precalentamos el horno a 170º.
Batiremos con varillas o con turmix, los huevos y el azúcar. Cuando hayan doblado su volumen, añadiremos la harina y el pellizco de sal. Mezclaremos con las varillas a poca potencia, igual que si lo hacemos con turmix.
Dejamos reposar 5 minutos, para que pierda las burbujas.
Mientras, forramos una placa de horno con papel vegetal, de horno,  no vale el de aluminio. Con el papel de horno, no se nos pegará la plancha.
Pasados 5 minutos de reposo de la masa, vertemos la masa, sobre la placa de horno, con ayuda de una espátula, le hacemos una forma rectangular. Más o menos a lo largo y ancho de la placa.
Metemos en el horno 12 minutos, nada más.
Pasado el tiempo, sacamos el papel de horno, con la plancha encima. Estiramos sobre una superficie, un trapo de cocina húmedo y colocamos encima, el papel de horno con la plancha del bizcocho encima.
Enrollamos junto con el trapo y el papel, la plancha de bizcocho, habéis entendido bien, lo enrollamos todo junto, tiene que quedar apretado.
Dejamos enfriar unas 2 horas.


2º RELLENO:
En un recipiente con un poco de agua fría, ponemos las hojas de gelatina, sobre unos 5 minutos. Tienen que ponerse blandas y un poco hinchadas.
Mientras montamos la nata con unas varillas. Cuando esté casi montada, añadimos el azúcar y acabamos de montar. Si este paso os lo quereis ahorrar, podeis utilizar nata ya montada, incluso puede ser de spray, para los más ahorradores de tiempo.
Escurrimos un poco la gelatina para que suelte un poco de agua. Calentamos un poco de agua, unos 20 gr. muy poca, introducimos la gelatina en el agua caliente y la disolvemos. Cuando esté disuelta, incorporamos el agua con la gelatina a la nata y batimos unos segundos. Reservamos en la nevera.
Ahora vamos a desmenuzar la tableta de turrón blando, en trocitos pequeños.
Una vez desmenuzada se la añadimos a la nata, y con movimientos suaves, lo mezclamos todo. Tapamos el recipiente con papel film y dejamos en la nevera como mínimo 2-3 horas.


3º MONTAJE:
Cuando haya pasado el tiempo, ( mientras se enfría el bizcocho, hacemos el relleno, tenemos que esperar 3 horas), empezamos a montar el postre.
Desenrollamos la plancha de bizcocho. Quitamos el paño de cocina, pero el papel  no. Ahora lo tenemos desenrollado y vamos a poner la mezcla de nata y turrón sobre toda la plancha de bizcocho, dejando unos 3 dedos en la parte más alejada de nosotros, es decir en la parte de delante, ya que cuando volvamos a enrollar, parte del relleno se nos irá hacia delante y se nos saldrá.
Aplanamos con ayuda de una espátula o cuchillo, el relleno  sobre la masa.
Empezamos a enrollar de nuevo, esta vez separando el papel de horno, pero ayudándonos de él. 
Cuando ya lo hemos enrollado, limpiamos un poco por si se nos ha salido relleno.Ahora cortamos una rodaja muy fina de las 2 puntas para unificar el corte. Entonces hacemos un corte en diagonal, de un trozo de tres dedos, será la "rama" que pegaremos encima del tronco.


Ahora tenemos que buscar la bandeja donde queremos presentar el tronco.
Ponemos el tronco en mitad de la bandeja. Forramos la bandeja con papel de plata, para que no se ensucie ahora que vamos a decorarla con el chocolate fundido. También tapamos las circunferencias de los 2 extremos del tronco, para que tampoco se manchen de chocolate.


Para hacer la cobertura, en un recipiente apto para microondas, ponemos el chocolate, en trozos, el agua y la mantequilla. Lo vamos calentando, poco a poco, y removemos hata que el chocolate se haya fundido.
En el trozo de brazo que hemos cortado para que haga de rama, ponemos en uno de sus extremos un poco de chocolate fundido, y pegamos allí donde lo vayamos a poner. 
Vamos cubriendo todo el brazo con el chocolate. Cuando lo hayamos cubierto todo, con ayuda de un tenedor hacemos los dibujos de las ondas del tronco.
Dejamos que el chocolate se enfríe, en la nevera. Yo lo hice el día de antes. El día de la comida, lo saque sobre las 12 del mediodia, fuera de la nevera, quería que estuviera a temperatura ambiente. Cuando lo serví, quité el papel de plata que estaba forrando la bandeja, puse unas cuantas frutas rojas y a compartir este TRONCO DE NAVIDAD.


Notas: 
No es dificil, lo más elaborado es enrollar la plancha, pero no es complicado.
Sue tiene un video, en su blog, dónde lo explica magníficamente.
El relleno puede variar a gustos. Se puede hacer de nata sola, nata con nesquick, que nos dará una falsa trufa..., pero siempre con gelatina, que hará que el relleno sea compacto.

Si tenéis alguna duda, para eso están los comentarios!, intentaré aclarar todo aquello que no os haya creado dudas. Animaros que no es complicado.

Buen provecho!!!








3 comentarios:

  1. QUE BUENA PINTA TIENE!!!

    ResponderEliminar
  2. Creo que este va a ser tu postre el día 25, jajaja.Besos.

    ResponderEliminar
  3. ESTABA BUENIIISSSIMMMOOOOOOOO

    ResponderEliminar