jueves, 13 de septiembre de 2012

BERENJENAS RELLENAS DE GAMBAS Y ATÚN

Cuando voy a comprar, y más con los tiempos que vivimos, intento amoldarme a la verdura y fruta de temporada, por dos motivos, es la que está en su punto óptimo y a la vez mejor de precio.
Eso me pasó el otro día cuando fui y vi estas berenjenas.
Eran pequeñitas, tersa y brillantes y pensé en rellenarlas.
Como en el blog ya tengo una entrada con ellas rellenas de carne, decidí rellenarlas de su antónimo, pescado.
Un relleno muy fácil y riquísimo. Fácil de hacer y como siempre se puede dejar hecho con antelación, para una comida con invitados o para llevar de tupper al trabajo.

Ingredientes para 4 personas:
3 berenjenas medianas.
400 gr. de gambas peladas medianas, las mías congeladas.
4 latas de atún en conserva, al natural, en aceite, el que más os guste.
1 vaso grande de sofrito de tomate, el mío era casero, unos 200-300 gr.
1 brick de bechamel, aunque también la podeís hacer vosotros, yo opté por uno de compra.
Queso rallado, el que más os guste.
Sal
Aceite de oliva virgen extra.
Pimienta.

Elaboración:
Lavamos las berenjenas, le quitamos el nacimiento y las partimos por la mitad.
En una olla con agua, que las cubra, las ponemos a hervir hasta que veamos que están tiernas, tanto la piel como la carne, no en exceso pero que estén cocidas, unos 30 minutos. Salamos un poco el agua.
Yo este paso lo hice en la fussion cook, una olla rápida, al vapor con el cestillo, 10 min. menú manual, válvula cerrada.
Una vez están cocidas, escurrimos y dejamos enfriar.
Una vez frías, con ayuda de una cuchara pequeñita o un vaciador, las vamos vaciando de carne, con cuidado de no romper la piel. No escarbeis mucho, dejar una capa de carne de berenjena para que no se doblen y no queden débiles las pieles, que se aguanten su forma.
En una sartén con un poco de aceite ponemos las gambas a sellar, con un poco de sal. Incorporamos la carne de la berenjena, bien cortada en trocitos pequeños. Volvemos a salpimentar.
Sofreímos unos 5 minutos.
Añadimos el atún escurrido, damos unas vueltas e incorporamos la salsa de tomate.
Damos unas vueltas para que se mezcle todo bien.
Vertemos unos 150 gr.-200 gr. de salsa bechamel, para que coja cremosidad el relleno. Ha de predominar el rojo de la salsa de tomate, antes que el blanco. Le ponemos bechamel para darle cremosidasd y jugosidad.
Cuando llevemos unos 5 minutos con toda la mezcla en el fuego, retiramos y dejamos que se enfríe y coja más consistencia para rellenar las berenjenas.
Ponemos las mitades de berenjenas en una fuente apta para el horno y las vamos rellenando con una cuchara, que queden bien rellenas.
Añadimos por encima el queso rallado elegido.
A la hora de servir, precalentamos el horno 200º, calor arriba y abajo y metemos las berenjenas hasta que el queso esté gratinado y las berenjenas calentitas.

Buen provecho !!!



2 comentarios:

  1. sinceramente, tienen una pinta buenísima!! yo hoy para comer me la pido!
    decorecetas

    ResponderEliminar