martes, 10 de diciembre de 2013

TARTA TRES CHOCOLATES

No hace falta presentarla, la tarta que tienen todos los blogs de cocina. ¿ Y el mío no? Pues ya sí.
Otra idea para estos días que llegan !


Ingredientes:
150 gr. de chocolate negro
150 gr de chocolate con leche
150 gr de chocolate blanco
100 gr de azúcar
750 ml de nata para montar, pero nosotros no la montaremos.
750 ml de leche
3 sobres de cuajada
1 paquete de galletas tipo María
3 cucharadas de mantequilla


Elaboración tradicional:

Para elaborar la base de la tarta, utilizaremos las galletas totalmente trituradas, la mantequilla derritida y un poco de leche. Mezclamos hasta obtener una pasta y forramos la base del molde elegido, desmontable, con esta pasta. Presionamos bien con ayuda de una cuchara.

Vamos con la tarta.

Lo hacemos por capas:
Capa chocolate negro: Separamos la leche en 250 ml. para cada capa, al igual que la nata.
De los 250 ml de leche separamos una poca y diluimos en ella un sobre de cuajada.
En un cazo ponemos a calentar la nata, el resto de la leche, de los 250 ml. de esta capa, y 50 gr. de azúcar. Añadimos el chocolate negro y removemos hasta que se derrita y se incorpore totalmente. Añadimos la  mezcla de leche y cuajada, llevamos a ebullición y dejamos así unos 3 minutos. Vertemos sobre la base de galletas.

Capa chocolate con leche:
De los 250 ml de leche separamos una poca y diluimos en ella un sobre de cuajada.
En un cazo ponemos a calentar la nata, el resto de la leche, de los 250 ml. de nata, y 50 gr. de azúcar. Añadimos el chocolate con leche y removemos hasta que se derrita y se incorpore totalmente. Añadimos la  mezcla de leche y cuajada, llevamos a ebullición y dejamos así unos 3 minutos. Vertemos sobre la capa anterior, con cuidado, con el reverso de una cuchara, poco a poco, que si no no nos saldrán las capas !!!

Capa de chocolate blanco:
De los 250 ml de leche separamos una poca y diluimos en ella un sobre de cuajada.
En un cazo ponemos a claentar la nata, el resto de la leche, de los 250 ml. de nata, esta capa no  lleva azúcar, EL CHOCOLATE BLANCO YA ES LO SUFICIENTEMENTE DULCE. Añadimos el chocolate blanco y removemos hasta que se derrita y se incorpore totalmente. Añadimos la  mezcla de leche y cuajada, llevamos a ebullición y dejamos así unos 3 minutos. Vertemos sobre la capa anterior, con cuidado, con el reverso de una cuchara, poco a poco, que si no no nos saldrán las capas !!

NOTAS MUY IMPORTANTES:
El molde lo hemos de dejar en un sitio totalmente plano e ir haciendo la tarta, sin moverlo y para llevarlo a la nevera esperaremos un par de horas que esté totalmente cuajada.
Metemos en la nevera y dejamos hasta el día siguiente.
A la hora de servir desmoldamos, decoramos y a disfrutar de este magnífico postre de chocolate.
El tiempo transcurrido entre que hacemos capa y capa es suficiente para que cuaje la capa anterior. Sobre todo ir con mucho cuidado a la hora de volcar una mezcla sobre otra.

Elaboración thermomix:

Para la base de galletas, ponemos las galletas en el vaso y con pulsaciones de turbo las trituramos.
Añadimos la mantequilla troceada a poder ser a temperatura ambiente y un poco de leche, 5 min. 70º vel. 3.
Forramos la base del molde elegido, desmontable, con esta pasta. Presionamos bien con ayuda de una cuchara.

Tarta:
Capa chocolate negro:
El chocolate negro en el vaso, con 250 ml de leche, 250 de nata, un sobre de cuajada y 50 gr de azúcar, 7min. temp. 90º vel. 5
Vertemos sobre la base de galletas.

Capa chocolate con leche:
El chocolate con leche en el vaso, con 250 ml de leche, 250 de nata, un sobre de cuajada y 50 gr de azúcar, 7min. temp. 90º vel. 5
Vertemos sobre la capa anterior, con cuidado, con el reverso de una cuchara, poco a poco, que si no no nos saldrán las capas !!!

Capa de chocolate blanco:
El chocolate blanco en el vaso, con 250 ml de leche, 250 de nata, un sobre de cuajada , 7min. temp. 90º vel. 5,esta capa no  lleva azúcar, EL CHOCOLATE BLANCO YA ES LO SUFICIENTEMENTE DULCE. 
Vertemos sobre la capa anterior, con cuidado, con el reverso de una cuchara, poco a poco, que si no no nos saldrán las capas !!!


NOTAS MUY IMPORTANTES:
El molde lo hemos de dejar en un sitio totalmente plano e ir haciendo la tarta, sin moverlo y para llevarlo a la nevera esperaremos un par de horas que esté totalmente cuajada.
Metemos en la nevera y dejamos hasta el día siguiente.
A la hora de servir desmoldamos, decoramos y a disfrutar de este magnífico postre de chocolate.
El tiempo transcurrido entre que hacemos capa y capa es suficiente para que cuaje la capa anterior. Sobre todo ir con mucho cuidado a la hora de volcar una mezcla sobre otra.


Buen provecho  !!!!!

SOPA DE CEBOLLA, MI RECETA

Pues sí, mía por que no es una sopa de cebolla, tal y como manda la receta. La mía es sin gratinar, sin queso, tan sencilla que casi asusta, pero muy rica y válida para servir en cualquier mesa.
La verdad es que apetecen estos platos de siempre, son fáciles de elaborar y muy económicos y gustan mucho. 
Puede ser una opción para aquellos que tengáis costumbre de servir sopas en la cena de Nochebuena, entonces si que os recomendaría que fuera una sopa más francesa, es decir, un poco más elaborada, pero bueno ya os lo aclararé en las notas de abajo.
Hoy he hecho esta sopa, y he recordado a un hombre, que le gustaban las sopas, hasta para desayunar. Mi tio Paco, él era ese hombre. Nos dejó hace unos días, desde aquí, recordarlo, con muchísimo cariño.


Ingredientes para 6 personas:
4 cebollas hermosas, las mías de figueras, cortadas en juliana muy fina
1 litro y medio- 2 litros de caldo de pollo, caldo de cocido, el que solemos hacer, en su defecto agua y unas pastillas de caldo. También un buen caldo comercial nos serviría, por supuesto.
1/2 vasito de vino blanco.
Pan tostado del día anterior o pan tostado comprado. El mío era  esta opción.
Una cucharada de azúcar.
Sal
Aceite de oliva virgen extra
Tomillo

Elaboración:
En una cazuela con aceite, sofreímos las cebollas, muy lentamente, hasta que se pongan transparentes. No se han de quemar  ni tostarse. Salamos.Si tapamos la olla mientras se sofríen, conseguiremos que se reblandezcan antes. Cuando estén ya tranparentes, añadimos el azúcar, removemos unos segundos y vertemos el medio vaso de vino blanco. Dejamos que evapore un par de minutos.
Incorporamos el caldo y dejamos que llegue a ebullición y dejamos cocinando unos 25 minutos. Rectificamos de sal y añadimos también el tomillo.
Cuando nos queden 3 minutos para servir y con la sopa hirviendo, añadimos el pan tostado, roto y dejamos un par de minutos y servimos.

Notas:
Si la queréis más elaborada y más "deluxe", hacemos la sopa. Tostamos pan en rodajas un poco gordas y las ponemos encima de la sopa. Añadimos encima de las tostadas queso rallado y metemos en el horno para que gratine. Normalmente se hace en cuencos individuales. Servir inmediatamente.
Las cebollas perfectas para hacer esta sopa, son las dulces, en el caso que no sean las nuestras, se añade el azúcar, como es en mi caso.

Buen provecho !!!