jueves, 6 de marzo de 2014

CALABACINES RELLENOS

Una receta para dejar asombrados a nuestros comensales. Muy fácil, sana y riquísima.
Los calabacines, pues harta de verlos en Lidl, y por fin me decidí a comprarlos.
El relleno, esta vez, de merluza y gambas, era miércoles de ceniza y es lo propio, pero se pueden rellenar de lo que más os guste, atún, de carne picada, solo de verdura...
Bien pues aquí os dejo la idea y a cocinar !!!


Ingredientes para 6 personas:
6 calabacines luna
8 lomos de merluza sin espina pequeños, los míos congelados.
300 gr. de gambas peladas, las mías congeladas
1 cebolla grande
Bechamel, yo un brick comprado de 500 gr.
Tomate frito, el mío es del Lidl, de la promoción de Italia, con berenjena, espectacular.
Queso rallado
Sal
Pimienta
Aceite de oliva virgen extra

Elaboración:
Lavamos los calabacines.
Cortamos por arriba, un sobrero y con ayuda de un vaciador o una cuchara pequeña en su defecto, los vaciamos, poco a poco con cuidado que no se nos rompan.
Cortamos pequeña la carne que hemos sacado de los calabacines y junto a la cebolla picada muy pequeña lo freímos en una sartén, con un poco de aceite. Salpimentamos.
Dejamos que suelte todo el agua la carne de calabacín y cuando esté pochada tanto ésta como la cebolla, añadimos los lomos de merluza troceados y  las gambas troceadas y por supuesto previamente descongelados los dos ingredientes. Volvemos a salpimentar un poco.
En unos 8 minutos ya lo tenemos todo rehogado y es entonces cuando añadimos la bechamel y unas cucharadas de tomate frito, mezclamos, lo dejamos todo unos 3 minutos y apartamos del fuego.
Mientras ponemos los calabacines en un recipiente apto para el microondas y cocinamos a potencia máxima, a mí me han tardado 15 minutos, según la potencia del micro. Si queremos hacerlos hervidos, pues en una olla con agua hirviendo, los metemos y dejamos sobre unos 15 minutos también, que queden al dente, que después los acabaremos de cocinar en el horno.
Cuando ya están cocidos los calabacines, los dejamos escurrir sobre papel absorbente.
Con los calabacines tibios y el relleno casi frio, empezamos a rellenar los calabacines con la mezcla.
Una vez todos llenos, los ponemos en una fuente apta para el horno, cubierta con tomate frito, su fondo.
Metemos en el horno que lo tendremos precalentado a 200º calor arriba y abajo. Los tendremos como unos 20 minutos, espolvoreamos con queso rallado la parte de arriba de cada calabacín y cuando veamos que el queso se ha fundido, los sacamos y ya podemos servir nuestro plato.

Notas:
Yo los sombreros que corté, no los he cocinado, pero los he puesto de decoración.
A la cebolla y a la  carne de los calabacines, les podéis añadir pimiento verde y pimiento rojo, un sofrito mucho más contundente.

Buen provecho !!!

1 comentario:

  1. no ay cosa que me guste mas, mmmm, es que no queda nada en el plato aunque reviente, jejejeje un acierto en casa!

    ResponderEliminar